viernes, 30 de septiembre de 2011

Atardeceres creativos

Vivir en Madrid (o en sus alrededores), es un auténtico privilegio para disfrutar del otoño. Temperaturas agradables, colores pardos que se suceden en cascadas de amarillos, rojos y granas...Atardeceres en azules y violetas en los que, de repente, aparece una veta verde en el horizonte, en medio de las estelas blancas que dejan, en su vuelo, los aviones...
Con palabras parecidas "vacilaba" a mis alumnos de BUP hace ya la tira de años, pero la verdad era que yo creía ver realmente el VERDE en los atardeceres. Hasta que hace unos meses leí en el National Geographic que unos científicos que se dedicaban a medir longitudes de onda, había localizado el espectro de la luz verde precisamente en las luces de la tarde...¡Casualidades de la vida!
En fin: desde esa anécdota, probablemente cargada de un poco de literatura, me permito presentaros el primer foro de debate-intercambio de opiniones acerca de nuestra asignatura, esa que se llama "Creatividad y Educación" (lo digo por los despitados y despistadas, que pudiera haberlos, que no hayan asistido a la primera clase o que anduvieran despistadillos repasando sus peripecias veraniegas con la compañera de al lado). Entiendo que, para futuros docentes en Educación Infantil, el lenguaje de los colores estará al margen de tópicos tales como que las nubes se pintan de blanco, los tejados de las casas de rojo, o cosas por el estilo. Naturalmente que los ojos del niño ven el mundo de otra manera, ¡faltaría más!, y somos los adultos los que, desde nuestras anteojeras, hemos perdido el sentido estético más elemental.
¿Y todo esto, a qué viene? Bueno, pues se trata de comenzar a estar en situación, en sintonía con la belleza que nos rodea. De alguna manera, ser creativos/as a la hora de interpretar lo cotidiano que nos rodea. La pregunta (la tarea en cuestión) sería, más o menos, qué os parece o qué expectativas empieza a generar en vosotros/as la asignatura, pero vamos a concretarla en dos cuestiones (sois exalumnos de la ESO y "eso" imprime carácter, lo sé, lo padezco en mis propias carnes: tengo hijos adolescentes) para que nos entendamos mejor:
1ª- ¿habéis visto el verde en algún atardecer? (no es una metáfora sobre el atardecer de una relación personal, ni el verde como "brote verde" en medio de la crisis...)
2ª- ¿cómo va lo de vuestro lado derecho del cerebro?¿le hacéis más o menos caso o le tenéis al pobre tan olvidado como la mayoría de la gente adulta, estudiantes universitarios de Magisterio incluidos?(tristemente, tampoco ésto es metafórico)

Recordad que, paradojas de la vida, una asignatura como ésta tiene unas normas (ya lo sé, debería saltármelas) y una programación y esas cosas...Es decir, que una parte de la calificación final ("¿pero no habíamos quedado en que la poesía no se podía medir?", me diréis), depende de vuestra participación en este BLOG. ¡Qué le vamos a hacer!¡La fama cuesta!

Saludos y buenos atardeceres de otoño para todos/as.

91 comentarios:

  1. Empezaré rompiendo el hielo y estrenando el blog, y por supuesto contestando a sus preguntas.
    Seré sincera, no he podido disfrutar de un verde en un atardecer, y la verdad es que nunca me había cuestionado los colores de éste. Supongo que la proxima vez que tenga la oportunidad de ver un atardecer me fijaré con más atención a ver si puedo descubrir ése verde que tanto usted como el Nathional Geografic decís que existe.

    Por otro lado, mi lado derecho del cerebro está entrenándose cada día más sobre todo con su asignatura, ya que de alguna manera potencia que usemos nuestra capacidad creativa, que de algún modo se había quedado dormida años atrás con tantas asignaturas sólamente teóricas. Y la verdad es que me alegra volver a retomar mi imaginación y creatividad, y sobre todo las buenas ideas.

    María Díaz Torets. 2ºB Educación Infantil.

    ResponderEliminar
  2. En mi caso, yo alguna vez (sobre todo en Galicia, en la playa) sí que me había fijado en los colores del atardecer, aunque le seré sincera, nunca he visto el color verde en ellos...
    Aun así, respecto a este tema, le quería decir una cosa, usted en clase dijo, al describir cómo sería la asignatura y que nos iba a aportar a la hora de dar clase, que cuando un alumno nos trajera un dibujo y pintara el cielo rosado, por ejemplo, que no debíamos darlo por malo, preguntándonos que si nunca habíamos visto un atardecer... es decir, me llamo la atención esto que usted dijo porque tiene razón. Es totalmente cierto que siempre que, en mi caso, pinto un dibujo totalmente sencillo, al pintar el cielo siempre lo hago de color azul, sin caer en la cuenta de que podría encontrarse en un contexto de atardecer o la noche, por ejemplo. No sé, eso me hizo pensar bastante.

    Respecto a la segunda pregunta, yo creo que mi lado derecho está un poco dormido, al igual que el de mi compañera María, debido a que en estos últimos años asignaturas como estás las hemos dejado algo de lado… Espero que gracias a ella poco a poco se vaya despertando y desarrollando más, ya que tener creatividad es algo bastante importante, ¡sobre todo para trabajar con niños/as como vamos a hacer nosotras! Además de algo realmente bonito.

    Regina Díaz Granja. 2ºB de educación infantil.

    ResponderEliminar
  3. He de decir que tengo la suerte de vivir en un pueblo al norte de Madrid en el que los atardeceres se ven muy bonitos. Casi todas las tardes suelo salir a la puerta y mientras me fumo un cigarro veo la puesta de sol, es verdad que ahora en otoño tiene unos colores espectaculares, pero a parte de verlo, me gustaria sentir lo que me transmiten esos colores.

    Referente a la segunda pregunta, mi parte derecha del cerebro esta medianamente activa, soy una persona que le encanta dibujar,cantar y actuar (actualmente tengo un grupo de teatro), pero tengo que seguir entrenando esa parte de mi cerebro día a día.

    Beatriz Castellanos España 2ºB Educaión Infantil

    ResponderEliminar
  4. Buenos días!
    Me despierto con estas cuestiones que realmente me parecen interesantes.
    En madrid, yo no puedo ver los atardeceres (como es normal) pero todos los veranos me voy al norte, al País Vasco concretamente, y los atardeceres son realmente bonitos, con unos tonos anaranjados, rosados... pero nunca he llegado a ver el color verde, no sé si será por la falta de atención o simplemente porque me fijaba en los colores rosados que me encantan, pero la proxima vez no dudaré en intentar sacar ese color verde y disfrutarlo.

    En cuanto a la segunda cuestiñon, mi lado derecho del cerebro está algo paralizado, mi creatividad deberia estar mucho mas desarrollada, e intentare que asi sea a lo largo del curso gracias a estas clases.

    Almudena González Sologuren, 2ºB Educación Infantil.

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes!!
    Empezando por la primera pregunta, he de comentar que pocos atardeceres he visto, pero me acuerdo de uno en la playa que los colores eran cálidos, no había color verde, o sinceramente no estaba muy atenta a ello, aunque me hubiese encantado haberlo visto, la próxima vez estaré más atenta.
    También he de decir, que la mayoría del año estoy en Madrid y no veo muchos atardeceres pero me gustaría ir a ver uno, ahora que comenzamos el otoño en el que hay un montón de colores.

    Respecto a la segunda pregunta, creo que soy muy creativa, pero me cuesta mucho sacar esa creatividad, supongo que mi lado derecho del cerebro es un poco vago...
    Pero en este cuatrimestre lo despertaré para poder trabajar, ahora y en un futuro, lo mejor posible!!

    Belén Del Hierro Álamo, 2ºB Educación Infantil

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el título del blog, sobretodo porque me recuerda a aquellas tardes de éste verano.

    Tengo la suerte de tener un pueblo con piscinas naturales libres de pago que hacen que te pases el día a remojo y que tu cena favorita sea una tortillita de patatas con la familia contemplando el atardecer y la salida de luna entre olmos y cerezos verdes con tintas rojas.
    Un auténtico placer, relajante y atractivo. Por lo que a la primera pregunta sí, he visto preciosos atardeceres con colores verdes, violetas e incluso rosas.

    A lo que mi parte derecha responde a la segunda pregunta, es que podría estar mejor entrenado, pero que siempre ha sobresalido con ideas descabelladas, propuestas extrañas y alguna vez que otras con respuestas que poco tenían que ver con el tema, pero siempre, siempre,intento poner un toque de creatividad, en unos casos mayor o menor, mejor o peor, en cada cosa que hago.

    Cecilia Muñoz Pérez, 2ºC Ed. Infantil

    ResponderEliminar
  7. Al igual que la mayoría de mis compañeros hasta ahora no he podido distinguir claramente el color verde en ninguno de los atardeceres que he visto. Y, sin embargo, sí creo que he podido sentir esa esperanza, esa paz y serenidad que se desprenden de un atardecer. Si es cierto que el color verde es símbolo de todos estos sentimientos, entonces sí; el color verde existe en cada atardecer y gozosamente diré que sí lo he visto, y que no sólo lo he visto sino que me ha hasta ayudado en muchos momentos…..
    En cuanto a la creatividad y espontaneidad creo que del todo no me han abandonado… Sí es cierto que a veces no es fácil en este mundo tan adulto, donde el respeto humano impera sobre todas estas cosas.
    Espero sinceramente que en este curso consigamos usar estas herramientas, que aprendemos desde la infancia, tan importantes para nuestra profesión y para toda nuestra vida.

    Argeme Martínez González, 2ºC Ed. Infantil

    ResponderEliminar
  8. Tengo la suerte de vivir en el sur de España(Málaga), y poder contemplar los atardeceres en el paseo marítimo. La verdad es que puedo decir que tiene muchos colores (rojo, naranja, amarillo) pero el verde nunca lo he visto. Definitivamente ver el atardecer es uno de los mayores placeres de la vida.

    En cuanto a la segunda cuestión, mi lado creativo del cerebro evidentemente existe, pero no está todo lo desarrollado que debería y que me gustaría, por eso espero que esta asignatura me ayude a entrenarlo y poderlo exprimir al máximo.

    Por cierto, me gusta esta idea de comentar el blog, me considero fanática de leer blog's.

    María Teresa Prieto Rodríguez. 2ºC Educación Infantil.

    ResponderEliminar
  9. En mi caso, yo creo que tengo bastante suerte, en primer lugar voy a mi pueblo (en Burgos) y allí puedo ver todos los colores que en otoño y en el resto de la estaciones salen y muchos atardeceres preciosos de infinidad de tonalidades pero nunca he visto el color verde en ellos, a partir de ahora me fijare mas.
    También en Madrid me salgo a la terraza de mi casa y se ven unos atardeceres rojizos lo malo de verlos en Madrid es que también puedes divisar la contaminación, pero bueno vale más la belleza del resto de los colores.
    Por otro lado, la segunda pregunta, mi lado derecho del cerebro me gustaría tenerlo mucho más activo, aunque creo que sí que soy un poco creativa, espero que en estos meses que dura la asignatura pueda crecer mucho mas.

    Lucía Gete Manjón 2ºB Educación Infantil.

    ResponderEliminar
  10. A menudo estamos rodeados de cosas maravillosas que no sabemos apreciar. Estamos en continuo movimiento y ni siquiera, en ocasiones, aprovechamos nuestros momentos libres. En este punto también me incluyo.
    He de decir, sin embargo, que me encanta pasear y observar el entorno, y que tengo la suerte de vivir en una ciudad con un encanto especial, que te hace disfrutar todavía más. Sin embargo, he de admitir, que se me escapan ciertas cosas, y que no me he fijado lo suficiente como para distinguir ese verde en los atardeceres. Sin ninguna duda que la próxima vez estaré más atenta.
    En cuanto a la segunda pregunta, confío en no tener problemas, pues me considero una persona creativa y con mucha imaginación.
    Creo que no suelo olvidar tan facilmente mi lado derecho del cerebro. Es más, a veces le doy más uso que al izquierdo.
    Esto no quiere decir, por supuesto, que no pueda potenciarlo más.
    Tengo plena confianza en que esta asignatura me ayudará en este aspecto, que es tan importante de cara a nuestro futuro profesional.

    Alba Martínez García, 2ªC Educación infantil.

    ResponderEliminar
  11. Buenas días!
    En contestación a la primera pregunta debo decir que no es la primera vez que oigo hablar del verde de los atardeceres, pero no he conseguido verlo.
    Creo que en Madrid es muy díficil poder ver ese color debido a toda la contaminación que existe y aunque he estado en lugares con mucha menos contaminación no lo he visto.
    La verdad es que nunca he estado muy atenta de los colores del atardecer pero la próxima vez que vea uno sin duda lo haré.
    Respectoa la segunda pregunta me gustaría decir que me considero una persona creativa pero pienso que siempre se tiene que mejorar en todo y espero poder mejorarla a lo largo del curso!
    Un saludo
    Mónica Camacho Muñoz,2ºB educación infantil

    ResponderEliminar
  12. Esté donde esté siempre que me es posible admiro las puestas de sol , bien me encuentre en mi pequeño pueblo castellano o de vacaciones en la montaña o en la playa , aunque mis favoritos son los atardeceres en el mar , es maravilloso ver el reflejo dorado del sol sobre el azul del agua, ¿ o sobre el verde del agua? .
    La realidad es cambiante y subjetiva , los colores y las formas son vistas de manera distinta por cada persona , yo la verdad , no he apreciado nunca el verde en los atardeceres sino una gama de color que va desde el dorado al rojo intenso , aunque tal vez ese verde sea la mezcla del amarillo del sol y del azul del cielo .

    En cuanto a la segunda cuestión siempre he intentado ejercitar mi lado derecho del cerebro , considero que soy más imaginativa que lógica , aunque creo que es una actitud poco apreciada y fomentada desde el actual sistema educativo.
    Elegí los estudios de Educación Infantil porque creo que en ellos podré desarrollar la imaginación y la creatividad, pero para ello necesitamos la guía y apoyo de profesores abiertos e imaginativos .

    Laura Alcázar Escudero . 2ºB Educación Infantil.

    ResponderEliminar
  13. He disfrutado de muchos atardeceres a lo largo de mi vida, rosados, anarajandos y de un rojo intenso, pero jamás contemplando uno de ellos pude ver ese VERDE del que usted tanto habla. No sé si es debido a que solo me limitaba a contemplarlos sin profundizar en ellos, en sus distintas gamas de colores, en la intensidad de cada uno de ellos, sin darme cuenta de que un atardecer puede esconder tras sí colores que jamás pensaba que pudiera ver, y despertar sentimientos.
    Parece que al ser humano no nos gustan las complicaciones y por tanto nos limitamos a realizar y buscar las cosas más sencillas para no indagar en otras que tal vez por miedo a que llegaremos a ver o sentir, podrían hacernos pensar más de la cuenta.
    Siempre nos han enseñado que cuando se pinta el cielo, es de un azul intenso, pero no saben que dependiendo de donde esté el sol, de la intensidad de sus rayos, del paisaje que nos rodea y del momento en el que nos encontremos, ese azul puede tomar cualquier color de la gama cromática. Todo depende del color que quieras ver.

    Respecto al tema de entrenar mi parte derecha del cerebro, creo que solo pensando en el comentario que iba a poner respecto a este tema, algo se ha espabilado. Espero, que llegue a espabilarse del todo y pueda disfrutar de lo que pueda ofrecerme.

    Carolina Martínez Pérez 2º Infantil C

    ResponderEliminar
  14. Se me olvidó escribirle a cerca del enlace de la película que mandó, aunque ya se ha encargado de recordarlo hoy en clase.

    No he visto la película de “American Beauty”, pensarás que vaya delito, y en verdad hasta lo creo yo que soy bastante aficionada a ver películas tanto en el cine como en casa con buena compañía. Para qué negarlo, hay películas que cambian tu vida. Hay películas que hacen que des mil vueltas a los pequeños momentos, películas que te ilusionan, te emocionan, otras que te hacen llorar, y otras simplemente, aunque quizás parezca lo más complicado, hacen que algo dentro de ti cambie.

    Lo único que he visto de ésta película es el trocito que nos ha adjuntado, supongo que uno de los más llamativos de la película debido a que en los links que suelen aparecer al lado del video en cuestión, he encontrado hasta parodias de una serie famosa llamada “Padre de familia”.
    La verdad, es que ése trocito, para qué mentirle, me ha hecho sentir el viento que movía a aquella bolsa, que la hacía bailar, que la hacía tener vida propia y moverse entre las hojas otoñales. Y en cierto modo, me recuerda a otoños atrás cuando me deleitaba mirando el bailar de las hojas, solo que en éste caso, van acompañadas de una simple bolsa, una bolsa que nos regalan (bueno, ultimamente te las hacen pagar) y que por arte de “magia” vuela, y hace que una persona se detenga durante 15 minutos a verla bailar. Es sorprendente, maravilloso, y bastante enbriagador para una persona sensible, algo que considero que soy.

    Asi que mi propósito para éste fin de semana es ver entera la película de “American Beauty”, a ver si la puedo conseguir, que el vídeo me ha dejado con muchas ganas de verla y confío en que después de ver éste trocito de ella, no me va a defraudar.

    María Díaz Torets. 2ºB Educación Infantil.

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. buenas tarde
    con respecto al verde de los artardeceres aunque si que es verdad que alguna vez los he visto sobre todo en el pueblo durante el verano, pero nunca me habia fijado en ese verde que realmente se puede observar sino lo que habia observado son los sentimientos agradables que puedes sentir al ver esos colores, amarillo, rojo en el cielo, pero la proxima vez que tenga la suerte de volver a ver un atardecer me fijare con ma sdetalle en ese verde atardecer
    atendiendo a mi lado derecho del cerebro, si es verdad que durante algunos años le he dado mayor importancia al lado derecho por lo que no esta todo lo desarrollado que me gustaria, pero espero que con esta asignatura el lado derecho se desarrolle en todo su pontencial para asi poder trabajar mejor en educacion infantil

    maria martin caballero 2ºc educacion infantil

    ResponderEliminar
  17. En mi vida he visto muchos atardeceres, y la verdad, nunca me había parado a pensar que en un atardecer puede verse el color verde. Tal vez, deba mirar más allá del atardecer para poder descubrir ese verde a través de los demás colores que pintan el atardecer.

    En cuanto a que si mi lado derecho está dormido, debo decir que, desde que era pequeña, siempre me ha gustado inventar, hacer manualidades, regalar cosas hechas por mi, pasear, escuchar música, bailar... y un sin fin de cosas que conllevan a que mi lado derecho del cerebro no se quede dormido. Aún así, creo que todavía puede dar mucho más de sí, y espero que con esta asignatura y a lo largo de toda la carrera, pueda aprender a ser más creativa.

    Marta Puerta Beas 2ºC Ed. Infantil

    ResponderEliminar
  18. Buenas tardes a todos y a todas.
    Mi respuesta a la primera pregunta es la siguiente: yo hace mucho tiempo que no veo un atardecer, porque no tengo mucho tiempo para mi. Antes cuando yo tenia mas tiempo me encantaba ver los atardeceres porque la verdad que era mi momento de paz y de pensar. Ya que en esos momentos sobretodo lo que se escuchaba era el cantar de los pájaros y se veía como el sol se escondía hasta la mañana siguiente. Pero os voy a ser sincera yo nunca he visto el color verde, aunque he visto naranjas, amarillos, etc....

    Respecto a la segunda pregunta, yo nose si tengo, esta dormido, ha desaparecido o que. Pero también es verdad que cuando algún niño como por ejemplo mi primo pequeño me pide que le dibuje algo aunque yo no lo vea en ese momento se lo dibujo. Yo creo que aunque para esta carrera es muy importante para nuestra vida personal también, y espero que esta asignatura me ayude.

    ResponderEliminar
  19. Como la mayoría de las personas que vivimos en Madrid y como alguna compañera ha mencionado ya más arriba,es un poco complicado ver a la perfección la belleza que tiene un atardecer, sin embargo he de decir, que yo misma me busco mis rincones desde donde se ve realmente un atardecer en todo su esplendor. Sinceramente, el verde nunca lo he visto en los que he podido disfrutar, y sí colores naranjas, rojos, rosas... La cuestión que usted ha planteado, me ha intrigado mucho, con lo que he pensado en irme a esos rincones donde reina la paz y unas vistas muy bonitas, y hacer mis deberes: descubrir el verde en los atardeceres.
    Quizás no lo vemos muchas personas, porque esperamos ver los colores típicos de siempre, la misma rutina y no nos damos cuenta, de que no siempre hay que esperar lo mismo, que siempre tenemos que tener otros dos ojos para ver un mundo diferente, con detalles diferentes al que solemos mirar. Así a lo mejor, llegaremos a ver el verde en un atardecer.

    En cuanto al lado derecho del cerebro...tengo que decir, que tan pronto se me ocurre una buena idea, como que me quedo en blanco. Me da rabia porque sé que podría poner en marcha ideas, proyectos, trabajos creativos y al no tener este tipo de asiganturas en los últimos años, como que se me ha dormido un poco. Me costará, lo reconozco, pero espero que entre todos, logremos tener el lado derecho tan desarrollado o más que el izquierdo.

    María Planet Remesal 2ºC Infantil.

    ResponderEliminar
  20. ¡Buenas tardes!
    Los atardeceres para mí tienen colores fantásticos y diversos, incluso estando en diferentes lugares de vacaciones, he buscado junto con mi familia aquellos sitios donde se pudieran observar mejor estos fenómenos naturales, y hemos esperado pacientemente incluso a ver cómo finalizaba la tarde y entraba la noche. El color verde, realmente no lo he visto, pero sí destacaría los tonos naranjas, violetas, y amarillos.
    ¡Pero! si pienso en el verde, y lo hubiera visto, nunca creo que se me hubiera olvidado porque me lo puedo imaginar como algo realmente hermoso.

    Me encantaría desarrollar, lo máximo que se pudiera, esta parte de mi cerebro, si he de ser sincera, no es que no haya tenido oportunidades de ser creativa, es que incluso me aburría de las pocas ideas que me han surgido siempre, en ese sentido.
    Hoy en día, y viendo a lo que me voy a dedicar, me encantaría, si es cuestión de desarrollo, potenciar, como decía al inicio, la parte derecha de mi cerebro, porque yo pensaba que siendo creativo se nace, no se hace. Me ha sido muy agradable descubrir estos días que esto en mí va a cambiar.

    Beatriz García-Carpintero Moreno. 2ºB Educación Infantil.

    ResponderEliminar
  21. El verde que he visto en mis atardeceres, perdone profesor por no hacer caso de su inciso, siempre ha tenido que ver con mi estado de ánimo. Pues ese momento del día, cuando mis ojos se clavan en el color anaranjado (para mí los atardeceres siempre han sido naranjas) mi mente viaja más allá del horizonte divagando en mis propios pensamientos por lo que en mi retina aparecen mariposas, moscas volantes y alguna que otra figura amorfa.
    Tengo que reconocer, no sin cierta vergüenza, que la belleza que desprende el atardecer nunca me ha llevado a pensar en la magia de la naturaleza y en la descomposición de los colores que provocan los rayos del sol.
    La próxima vez que tenga ocasión de contemplar un atardecer, tomaré como ejercicio propio recrearme en la mezcla de colores dejando en reposo mi lado izquierdo del cerebro. Y prometo disfrutar del momento...que además es "gratis".
    Ana I. González 2ºB E.Infantil

    ResponderEliminar
  22. *Cuando empecé a leer esta entrada y el nombre de este blog…Pensé ¿Un atardecer verde?, después de todos los momentos de mi vida, nunca había experimentado la sensación de ver un atardecer con esas características.
    En mi cabeza estaba la imagen de un atardecer en la playa con esa variedad de colores anaranjados, amarillos e incluso rojizos que se perdían poco a poco en el horizonte...
    Quizás si nos paramos a pensar, muy poca gente ha sido capaz de ver un atardecer con esos matices verdosos, Por eso creo que hay que abrir más los ojos y ver más allá de lo que queremos ver...es decir, que sino nos limitáramos a ver lo que está a simple vista, la primera apariencia de las cosas, seriamos capaces de ver muchos más atardeceres verdes.
    Creo que ese verde de los atardeceres que estamos comentando está más dentro de nosotros que en el propio atardecer… solo tenemos que imaginar, aprender y saber descubrirlo.


    * Respecto a la segunda pregunta que nos has realizado, creo que el desarrollo de la parte derecha del cerebro, es fundamental para las personas y sobre todo para futuras maestras tanto de infantil como de primaria. Por eso espero que esta asignatura despierte al completo esta parte y me enseñe a desarrollarla más, ya que en muchas ocasiones la utilización de esta parte brilla por su ausencia.

    Belén Sanz Zambrano 2ºC Educación Infantil

    ResponderEliminar
  23. Todos los veranos tengo la suerte de ir a la playita (Mazarrón). La verdad es que casi todas las tarde he visto amanecer, nos bajamos a eso de las 6 a la playa y nos subimos sobre las 9. Es algo super chulo ver como el sol se refleja en el agua y como se va escondiendo poco a poco, además relaja un montón pues tienes de fondo el sonido de las olas :P y si además estas en buena compañía… 
    Si te fijas cada atardecer es diferente, unos días el cielo está más azul, otros días hay muchas nubes... De hecho yo creo que tengo alguna foto por ahí!

    En cuanto a mi hemisferio derecho digamos que no es muy fuerte pero se hará lo que se pueda, pues nada es imposible no? o eso dicen... jaja

    Miriam Pérez Esteban 2º Educación infantil C

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  25. ¡Buenas tardes!
    Respecto a la primera pregunta he de decir que desafortunadamente no he podido contemplar la belleza de un atardecer tantas veces como me hubiera gustado, pero si es verdad que he disfrutado de él varias veces, los tonos anaranjados y rosados son los que he podido observar, pero el color verde en concreto no he tenido ocasión de verle, sin embargo, en un futuro me fijaré más en los atardeceres y en sus diversos colores.

    Respecto a la segunda pregunta, personalmente mi lado derecho del cerebro está un poco dormido, yo no me considero una persona creativa, ya que las actividades que requieren de dicha habilidad no se me dan muy bien, pero también pienso que todos podemos ser creativos si verdaderamente confiamos en nosotros mismos y vemos que somos capaces de realizar cualquier tipo de actividad, todo es cuestión de proponérselo.

    Ana Llorente París 2ºEducación Infantil B

    ResponderEliminar
  26. Lo primero buenas tardes y respecto a sus preguntas aquí van mis modestas respuestas:
    Siendo sincera nunca he visto el verde en ningún atardecer, ni siquiera lo habia escuchado... pero mencionar, que gracias a su texto, hoy me he puesto en mi terraza y me he quedado plasmada( y no esta vez a la televisión)sino lo mágico que es un atardecer... cuánto nos da la naturaleza y qué poco la solemos valorar...sabemos que está a nuestro alcance, que cuando queramos podemos disfrutarla pero realmente que poco estamos con ella y menos cuidándola... Hoy he sentido paz y felicidad y no me lo ha dado algo material o de consumo sino un simple amanecer que todos los días se dan y que al estar dentro de nuestro pequeño mundo nos olvidamos de él.

    Respecto a la segunda pregunta, mi lado derecho va por libre. Dependiendo en la época que me encuentre se dispara más o menos... Pero nunca le tengo olvidado; porque sería olvidar una parte de mí.
    Eso sí siento que le tengo que entrenar para dar lo máximo; es parte innata pero también hay que ejercitarla, supongo que como todo, asique sé que en su asignatura la desarrollaré y la potenciaré mucho más.

    Un saludo,
    Mª Cristina Álvarez Mulero, 2ºB Educación Infantil

    ResponderEliminar
  27. Viviendo en Madrid es complicado ver atardeceres porque desde mi ventana no se más allá de la casa de enfrente, pero si es verdad que desde pequeña, en mi casa de Santander puedo ver toda la playa y los atardeceres. Cada día el color de estos es diferente, y cada persona curiosamente los ve y es capaz de apreciar colores distintos a la persona de al lado.
    La parte derecha del cerebro puede costar que se desarrolle porque no creo que en el colegio, o al menos en los míos, se fomente la creatividad y libertad de expresión a través de la plástica por ejemplo. Yo creo que tengo facilidad para pintar,( dentro de si lo hago mejor o peor) pero si que tengo imaginación a la hora de inventar juegos, variantes de éstos...
    Es bueno que en esta asignatura potenciemos lo que todos tenemos escondido.
    Soy Ana Fernández Gross. 2ºB de ed infantil

    ResponderEliminar
  28. Cuando estoy en madrid capital y he mirado al cielo no he podido ver mucho...pero cuando era pequeña que viivia en el canpo si que he podido ver aardeceres preciosos aunque nunca he podido ver el color verde en ellos.
    La parte derecha del cerebro en las clases tanto en la universidad como en el instituto no la usaba deasiado debido que eso no era lo que te exigian, pero cuando una amiga se va de viaje o se pone mala si que uso mi parte derecha del cerebro para hacerlas un regalito.
    Soy Raquel Pedrajas de la clase de 2º infantil C

    ResponderEliminar
  29. Hola!!
    Referido a la primera pregunta,por desgracia nunca he percibido ese verde. Influyen dos factores:
    1- Al vivir en Madrid esas cosas a penas se perciben por la contaminación lumínica,el extrés del día a día,...
    2- El más importante, nunca me he parado a ver ese verde; ni si quiera a ver las distintas tonalidades que rojos,narajas,amarillos,... ¿el motivo? ni yo lo se,puede ser por que en el diía adía ni nos acordamos de estos pequeños detalles que podrían ser importantes en nuestra vida.

    En relación a la segunda pregunta,a penas dejo funcionar mi lado derecho del cerebro. En clase,con el test de la bailarina, me dií cuenta de que mi lado izquierdo del crebro no dejaba actuar ni una pequeña parte al lado derecho; pero para mi sorpresa,al llegar a casa busqué de nuevo el test y al ver a la bailarina mi lado derecho entr en acción,aunque reconozco que por poco tiempo,ya que poco después la bailarina cambió de sentido,acaparando mi lado izquierdo toda la función.Pero esos segundos en los que funcionó mi lado derecho me sirvió para darme cuenta de que tengo la capacidad de ser creativa,solo necesito potenciar y trabajar este lado del cerebro para evitar que el lado izquierdo ocupe todas mis actividades.

    Un saludo, Teresa García González, 2ºB Ed.Infantil

    ResponderEliminar
  30. Con respecto a la primera pregunta le puedo decir que nunca he visto ese verde en los atardeceres, lo cual me sorprende ya que a lo largo de mi vida he visto muchos...será que no me he fijado lo suficiente como para ver ese bonito color verde entre tanta mezcla de colores...a partir de ahora uno de mis nuevos objetivos será: descubrir el color verde en el atardecer!

    En cuanto a la segunda pregunta, reconozco tener el lado derecho bastante abandonado...así que aprovecharé esta asignatura para avivar esa creatividad de la que lamentablemnte, supongo que por vaguería, no hago uso.

    Mª Dolores Fernández López, 2ºB Ed.Infantil

    ResponderEliminar
  31. Respecto a la primera pregunta he de decir que tengo la suerte de tener un pueblo en la sierra de Gredos en el que desde mi ventana se ven unos atardeceres preciosos.Siempre me quedo mirándolos pero nunca me había fijado en el color verde , sin embargo siempre veo colores amarillos anaranjados y rosados , así que a partir de ahora me fijaré muchísimo más.

    Respecto a la segunda pregunta , mi lado derecho del cerebro lo tengo totalmente abandonado y espero que con esta asignatura pueda despertarlo y desarrollarlo más.

    Un saludo, María Muñoz García , 2ºB Ed.Infantil

    ResponderEliminar
  32. En relación a la primera pregunta,he visto muchos atardeceres preciosos desde las playas de Cádiz y desde las montañas más altas de Asturias, pero nunca he observado que ninguno tenga un color verde.
    La verdad me ha llamado mucho la atención y estas últimas semanas me he ido fijando en el cielo cuando atardece, pero no consigo verlo.

    Con respecto a la segunda pregunta, la verdad esque lo he tenido un poco olvidado, hasta que este verano lo he pasado de monitora de un campamento con niños, que lo he tenido que utilizar un poco más para poderles organizar actividades, pero creo que sería conveniente que lo reforzara un poco más, porque he podido observar que lo de la creatividad no es lo mio.

    Raquel Quintana Guillén, 2º C Infantil

    ResponderEliminar
  33. Hola!!!!
    Desde hace un tiempo atrás, tengo ganas de ver un atardecer, ya que se habla muy bien de ellos así como de los amaneceres y yo nunca he tenido la suerte de contemplar ninguno. Tan sólo tengo imágenes sueltas en mi cabeza de colores anaranjados. Este año o como mucho, al que viene, tengo que ir a la sierra o algún sitio dónde pueda contemplar todos sus tonos y ese curioso verde.
    En cuanto a mi lado derecho del cerebro, la verdad que está bastante dormido. Pero creo que si despertara podría ser muy muy creativo.
    Alba Martín Mourelo, 2ºB Infantil.

    ResponderEliminar
  34. Buenas tardes!!

    Con respecto a la primera pregunta he de decir que a pesar de que me gusta mucho la naturaleza y en concreto los atardeceres, desde hace tiempo no disfruto de un buen atardecer, cuando era pequeña solía viajar mucho al campo con mis padres y me encantaba subir a las montañas con mi hermano y quedarnos ahí disfrutando del momento y de esas maravillosas puestas de sol, sin embargo, no he visto ese verde en el atardecer o quizás no me haya fijado tanto como creía. En algún momento retomaré esa costumbre de acercarme a un buen lugar dónde se vea bien esos atardeceres tan relajantes.

    Mi lado derecho del cerebro creo que está bastante desarrollado (básicamente porque soy zurda. Desde....hace tanto tiempo que ni lo recuerdo, me encanta dibujar y creo que no se me de mal además, salvo excepciones, suelo tener mucha imaginación para con poco crear mucho, pero, por supuesto, siempre se puede mejorar mas todavía.

    Un saludo

    Irene Carnero Martín del Campo, 2ºB, Infantil, mañana.

    ResponderEliminar
  35. ¡Hola!

    Antes de comentar he querido esperar varios días para poder fijarme bien en el atardecer de Madrid, pero lamentablemente a simple vista no he podido apreciar ese color verde del que habla el National Geographic. Aún así seguiré fijándome y buscaré lugares donde las vistas sean más amplias para poder observarlo.

    En cuanto a mi lado derecho la verdad es que hasta ahora lo tenía un poco abandonado, pero estos últimos días gracias al trabajo del cómic he tenido tiempo para pensar y desconectar del mundo mientras dibujaba y escuchaba música al mismo tiempo.

    Un saludo.


    Lorena Bonilla López, 2ºB Ed. Infantil

    ResponderEliminar
  36. Hola a tod@s!

    La verdad es que cuando empezamos la asignatura, alucine un poco por la pregunta que hizo Juanjo el primer día de clase sobre si venía un niño con un cielo verde pintado que no podíamos decirle que estaba mal; y al leer las preguntas y cotillear algunos comentario de mis compañeras (para que negarlo) me he dado cuenta que, como menciona Argeme en su comentario sobre la esperanza, la paz y la serenidad; como también dice Cecilia que ella en su pueblo con toda su familia ha visto atardeceres o como Belén, que me ha encantado su reflexión entre muchas otras he descubiero que algún atardecer verde si que he debido haber visto pero no desde los ojos de un niño o de la creatividad.

    En cuanto a mi hemisferio derecho del cerebro, supongo que como el de casi todo el mundo dormitando aunque a veces sale a pasear; pero muy de vez en cuando, asique espero quitarle durante este curso un poco de polvo!!

    Un saludo a todoss!! :)

    María Rodríguez-Toquero Aumente
    2º Infantil C

    ResponderEliminar
  37. Hola, que tema mas curioso a tratar, no recuerdo muy bien si he visto un atardecer verde, pero si recuerdo cuando tenia entre (15-19) años, esas excursiones con mis amigos al pardo. Como despues de haber pedaleado toda la tarde, para llegar a una colina, e intercambiar risas, bromas, mostrar rasguños, compartir bocatas, todo esto hacia que fuera un momento especial. Bajo un atardecer rojo que parecia que calentaba, como despues de toda la tarde montando en bicicleta, pedaleando,subidas interminables, bajadas que hacian que fueses sin manos, estar alli, simplemente, despues de pedalear mucho, viendo un atardecer en un monte, te hace sentir BIEN momentos que se disfrutan en compañia de tus amigos, te das cuenta, que estar alli te ayuda por dentro, te sientes liberado. Lo mas importante para mi no es haberlo visto o no, sino, compartirlo con alguien, y sentir que ojala todas las tardes fueran asi.
    Rodrigo Medina Claver 2º INFANTIL C

    ResponderEliminar
  38. Hola!!
    con respecto a la primera pregunta diré que he visto muy pocos amaneceres en mi vida, supongo que me gusta más dormir. pero cuando he visto alguno no he podido apreciar bien sus tonos, pero de algo estoy segura, no es de color verde, es una mezcla de amarillo, naranja y rojo, es precioso, intentaré fijarme más la próxima vez, porque sería curioso ver un amanecer de color verde.

    con respecto a la segunda pregunta diré que poco a poco voy desarrollando mi parte derecha del cerebro, sobre todo con asignaturas que potencien la creatividad y la imaginación.
    Ana Sánchez Lastra 2ºC Infantil

    ResponderEliminar
  39. Buenas tardes de un lluvioso jueves!
    Gran tema sobre el que opinar! Me encantan los amaneceres! Una pena que solo pueda verlos los fines de semana, ya que ahora en otoño amanece cuando estoy bajo tierra en el metro camino a clase! Direis que estoy loca pero volver a casa después de una larga e intensa noche de fiesta y ver el amanecer es para mí lo más gratificante de la noche! Ver de que manera nace el día mientras tu lentamente vas muriendo.
    De pequeña le decía a mi madre que el cielo era rosa, y se reía de mí! Llegue a pensar que estaba loca! Pero creces y te das cuenta de que eres afortunada de ver y sentir colores que otros aun no se han parado a observar.
    Realmente nunca he percibido el verde en ninguna de mis mañanas rumbo a casa, ¡afortunado el que lo consiga!. Será mi propósito para este puente!
    En cuanto al desarrollo de la parte derecha del cerebro, la mayoría de las personas no nos damos cuenta de lo que realmente estamos desaprovechandonos a nosotros mismos.
    Creo que hablo por muchos de nosotros al decir que ha sido en mi segundo año de carrera universitaria, (me es incluso vergonzoso decirlo), cuando me he dado cuenta de que no se en que momento de mi vida deje de lado esa parte creativa e imaginativa que tenemos dentro. Solo hay que meditar un poco sobre ello y darnos cuenta de su importancia. ¿Qué es la vida sin imaginación? ¿Qué sentido tiene?
    Espero no volver a dejarla de lado.

    Joana Cañibano Espinosa
    2ºB Educación Infantil

    ResponderEliminar
  40. Por lo que veo, soy una de las últimas en comentar en este blog, pero como bien dice el dicho: "Los últimos serán los primeros".

    Me encantan los atardeceres. Esas tardes de verano, sentada en el porche de mi casa de mi pequeño pueblo castellano manchego, en las que puedo estar mirando el ocaso y viendo los inumerables colores que desprende.
    Es cierto, que de esos colores nunca me ha llamado la atención el verde. Para mi los colores del atardecer son más bien los ocres.
    Bien es cierto, que cuando más tiempo tengo de contemplar dichos atardeceres es en verano. Pero apartir de ahora, buscaré tiempo para poder observar un ocaso de invierno, y sacar ese color verde... en caso de que lo hubiera, claro.

    Por otra parte, respecto a mi lado derecho del cerebro, debo confesar que no lo considero excesivamente desarrollado, en lo que a creatividad se refiere.
    Espero de esta asignatura que sea como el entrenador que necesito para ejercitar esa parte de mi mente que es tan necesaria, no solo para la vida laboral, sino que también para la personal.

    La virtud de la creatividad es que nos permite mantener vivo al niño que todos debemos llevar siempre vivo dentro.

    ELENA PLAZA MUÑOZ
    2º Ed. Infantil C (Mañana)

    ResponderEliminar
  41. Hola, buenas tarde y perdón porque yo si que llego tarde , me parece esta una muy buena iniciativa la de comentar en el blog, ademas sobre este tema, el de los atardeceres, para mi es el mejor momento del día, sobre todo los atardeceres de verano, en la montaña desde un sitio elevado, la verdad es que si se encuentra una gama increible de colores, yo pienso que las degradaciones de colores a lo ancho del horizonte pueden dar lugar a ver verde estoy seguro, aunque personalmente no lo he podido contemplar, pero la verdad es que si que es una sensación muy agradable captar uno bueno, que acompañe el momento.
    en cuanto a la segunda pregunta, yo creo que mi lado derecho esta casi mejor que el izquierdo, me gusta mucho la música, la gente con imaginación creativa y abierta, cualidades necesarias para un buen maestro, y tener asignaturas asi como que siempre de agrado e interesante. 1 saludo
    Ignacio Gutiérrez Tejeda 1 INFANTIL B

    ResponderEliminar
  42. Escribo tarde....como siempre escribo cuando mi cabeza despistada consigue recordar todo lo que tiene que hacer.

    Respecto a ver el color verde en los atardeceres, si no nos fijamos únicamente en el cielo podemos observar este color en cualquier rincón: en el suelo en forma de césped, en los árboles, en las flores e incluso en los animales.

    ¿Mi parte derecha del cerebro? no está todo lo desarrollada que me gustaría, pero siempre busco nuevas formas de aprender, divertirme, etc; cosas no habituales para salir de la rutina que nos envuelve y en muchas ocasiones nos ahoga.Y espero que esta asignatura me ayude a ver cosas, que por unas cosas u otras a veces somos incapaces de ver.

    Aida Yuste Hernández. 2º Infantil, C. TURNO MAÑANA.

    ResponderEliminar
  43. 1. Con respecto a la primera pregunta, diré que yo nunca he visto el color verde en un atarceder. Cuando he tenido la oportunidad de contemplarlo en algún sitio alejado de la gran ciudad sólo me he fijado en los colores amarillo y naranja, y en alguna que otra ocasión también he observado el color morado.
    Me encantaría disponer de más tiempo libre para dedicar unos minutos de mi día a observar el atardecer, ya que para mi es un momento de relajación en el que solo estás tu y tus pensamientos.

    2. Mi lado derecho del cerebro no está todo lo desarrollado que a mí me gustaría pero es cierto que desde que yo hice el Módulo de Educación Infantil, por muchas razones, me ha tocado desarrollarlo. Ahora, gracias a su asignatura estoy empezando a utilizar más ese lado puesto que es importante para el desarrollo de la misma así como el futuro de la carrera elegida.

    Sonia Jiménez San Román. 2ºB Infantil.

    ResponderEliminar
  44. ¡¡Buenas tardes!!
    En contestación a sus preguntas ahí va la respuesta a la primera pregunta:
    Por desgracia no he podido ver muchos atardeceres en Madrid, ya que para verlos es necesario irse algún lugar donde no haya construcción así como un parque o un paisaje natural, de los cuales no piso últimamente demasiados y si los he pisado siendo sincera no me he parado a observarlos detenidamente, pero sí que es verdad que uno de los atardeceres más bonitos y deslumbrantes que he visto fue en Grecia con mis compañeros del colegio en el templo de Apolo donde pudimos ver como se iba cambiando el color del cielo pasando por numerosas gamas de color desde un tono anaranjado, así como violeta o rosado pero en ningún momento observe el color verde. Espero después de leer su blog poder comentarle alguna vez que si que he podido ver el color verde en algún atardecer, porque después de leer esto me deja la intriga de poder verlo.

    En cuanto a la segunda pregunta, mi lado derecho para serle sincero está un tanto olvidado y se encuentra la mayoría de las veces en las “nubes”, ya que para dar a luz a mi creatividad es necesario estimularlo y utilizar varias horas o incluso días para llegar a encontrar dicha creatividad, por tanto yo no me defino como una persona que se compone de dicha característica.
    También es verdad que me puede costar pero al final acabo consiguiendo dichas metas y acabo en algunas ocasiones o campos específicos desarrollar la creatividad.
    Asique espero que con esta materia pueda estimular mi hemisferio derecho y lograr a decir al acabar el curso que soy una persona que se compone de creatividad poniéndolo como una de mis cualidades, por muy difícil que esta parezca.

    Ester Fraile Sampelayo
    2º"B" Infantil

    ResponderEliminar
  45. 1) ¿Es la creatividad una faceta referida únicamente al mundo del Arte o es lícito extenderla al resto de los mortales?
    La creatividad es una característica que se puede extender a todos los seres humanos, todos podemos ser creativos, unos más y otros menos. Personalmente interpreto que la creatividad es algo que debemos ir desarrollando poco a poco, de hecho las personas que estamos cerca de los niños deberíamos de ayudarles y apoyarles a su desarrollo porque les permitirá tener otra visión de las cosas a lo largo de la vida.
    Normalmente, “creatividad” suele ser considerado un concepto vinculado al Arte, pero me parece un nexo de unión interesante en otras facetas de la vida. La creatividad nos permite hacer todo lo que queramos a todos.
    2) ¿Hasta qué punto podemos aplicarla, sin más, a la capacidad del ser humano para la resolución de conflictos?
    La creatividad puede considerarse un arma importante a la hora de resolver un conflicto, en el que todos salgan más o menos bien, pero no es la única estrategia necesaria.
    Hacer algo creativo, es algo divertido, ya que cada uno lo hace como realmente quiere; por tanto, si resolver un conflicto es positivo si se hace de forma divertida es más positivo aún si cabe.
    3) ¿Donde han quedado las cualidades que Torrance o Guilford exponían en su test y que hablaban de originalidad, fluidez, flexibilidad o elaboración?
    Guilford creía que la creatividad era algo que todo ser humano posee y que se basaba en realizar cosas novedosas, que sorprendiesen. Las principales características que debía tener una persona creativa son fluidez, flexibilidad, originalidad y pensamiento divergente.
    Tanto Torrance como sus colaboradores se inspiraron en Guilford, pero reducen sus factores a cuatro: fluidez, flexibilidad, originalidad y elaboración.
    Ambos autores fundamentan la creatividad en sus bases, es decir, la creatividad debe ser original, fluida, flexible y elaborada. De hecho, es así como debe ser la creatividad, como un proceso libre de interacción en el que cada uno exprese lo que realmente le apetezca, así podrá mostrarse tal como es.
    Considerando todo lo anterior,

    4) ¿Qué definición haríamos, pues, de Creatividad?
    Por tanto podemos considerar “creatividad” como una característica que hace referencia al desarrollo de la espontaneidad cuando alguien quiere plasmar de algún modo un sentimiento. La idea es que cada uno de nosotros la vayamos desarrollando para formarnos de otra forma que no sea lo teórico o lo convencional. A través de ella, se muestran auténticos sentimientos que permiten a los otros apreciar algo.

    MARTA LÓPEZ SANTOS
    2ºC EDUCACIÓN INFANTIL
    TURNO MAÑANA

    ResponderEliminar
  46. Yo soy otra de las rezagadas que se lanza a escribir en este blog, pero como siempre dicen mas vale tarde que nunca ¿no? Pues allá vamos.

    Empezaré contando una pequeña anécdota que llevo a mi espalda desde la etapa escolar. Allá voy: os contaré como mi padre consiguió que un profesor de pintura consiguiese que yo pintase, puesto que el dibujo en concreto es una asignatura pendiente en mi vida jejeje. Cierto día después de que el profesor intentase que yo dibujara por activa y por pasiva y viendo que no lo conseguía, hablo con mi padre por casualidad a la salida del colegio. El le comentó la situación y mi padre dijo que hablaría conmigo. Mi padre me dijo que Antonio que así se llamaba el profesor estaba triste conmigo porque no pintaba. Al decirme eso mi padre yo me sentí mal porque pensé que culpa de que yo no dibujase el estaba así. Así que después de eso, me puse a dibujar.

    Dicho esto, espero de esta asignatura poder descubrir el placer de dibujar y disfrutar con el dibujo y que deje de ser una asignatura pendiente en mi vida. A si que digamos que mi parte derecha del cerebro anda en proceso de despertarse

    Respecto al verde en los atardeceres, me gusta bastante mirar cuando el solo se pone y si bien es cierto que una puesta de sol puede tener una gran degradación de colores, pero creo que el color de los atardeceres lo ponemos cada uno de nosotros.

    Amaya Gutiérrez Álvarez
    2ºGrado Infantil B mañana

    ResponderEliminar
  47. ¡Buenas tardes!
    Aunque ya un poco tarde me dispongo a contestar a esta primera entrada en el blog. Como bien se dice, "mejor tarde que nunca", por lo que a ello voy.
    Respecto a la primera pregunta y siendo sincera respondo que no, nunca he percibido el color verde en los atardeceres, que no significa que no me haya fijado en los colores de estos, pero por lo visto no con el suficiente detenimiento. Pero en cambio si que es cierto que hace algo más de dos meses ya me propuse el objetivo de fijarme con un mayor detenimiento después de realizar la lectura del libro "La joven de la perla" en el cual uno de los personajes del libro invita a la protagonista a que se fije en la gran riqueza de colores que puede mostrar el horizonte.
    En lo que se refiere a la pregunta número dos, al igual que mis compañeras he de decir que la mayoría de mis compañeras el lado derecho de mi cerebro se encuentra algo dormido, pero gracias a su asignatura este está despertando, y espero que este se encuentre con energías por mucho tiempo.


    Irene Fernández Domínguez. 1ºB Educación Infantil. "Mañana"

    ResponderEliminar
  48. ¡Hola!
    Llego un poquito tarde, pero bueno, ya estoy aquí que es lo que cuenta en realidad.
    Respecto a la primera pregunta... sí, he visto atardeceres, pero nunca me he fijado en los colores que había, seguramente el verde esté, quizás no se vea a primera vista, pero estar estará. Para la próxima vez ya sabré lo que tengo que hacer.
    Sobre mi lado derecho del cerebro... pues yo pensaba que no tenía nada de imaginación, creatividad, sino que siempre iba a las ideas más simples y poco originales, pero con el paso del tiempo me he dado cuenta de que eso va cambiando y que tengo más imaginación de lo que pensaba. Esta asginatura me servirá para ir destapando poco a poco esa creatividad.
    Un saludo.
    Nerea Moreno Postigo.
    2º Infantil C

    ResponderEliminar
  49. ¡Buenas tardes!

    Me encantan los atardeceres, aunque los admiro con cierta pena ya que significan en declive del sol y del día, a pesar del sin fin de colores que muestran. Nunca he podido ver el verde, en ninguno de ellos, aunque si que es verdad que dependiendo del lugar en el que estaba, he podido ver unos colores distintos, los que más me gustan son los de aunque suene increíble los de la capital de Madrid, ya que me fascina contemplar y pensar que pese a ser una gran ciudad con multitud de gente, coches, .... Aún tiene esa parte "natural" y con añoranza recuerdo los atardeceres en el Retiro.

    Respecto a la segunda pregunta, en mi vida diaria intento ser siempre creativa, cambiar de punto de vista, fijarme en los pequeños detalles, leer por lo que también se favorece mi imaginación además no me gusta ajustarme a los cánones normales.
    Pero aún así creo que esta asignatura me ha ayudado a mejorar mi creatividad.

    UN SALUDO.

    MARTA FERRERO PÉREZ
    2ºB MAGISTERIO INFANTIL. MAÑANA.

    ResponderEliminar
  50. ¡Hola!

    Bueno, para empezar al igual que la gran mayoría de mis compañeros, he podido contemplar muchos atardeceres a lo largo de mi vida, pero nunca he podido ver el color verde en ellos. Si que he visto atardeceres en muchos lugares distintos, tanto dentro como fuera de España, en el norte o en el sur, y tan solo he podido percibir colores amarillentos, naranjas, rojizos o incluso morados! Pero nunca verdes.

    En relación a la segunda pregunta sobre la parte derecha de mi cerebro, creo que en los 2 meses que llevamos de clase ha evolucionado más que en los últimos 3 años juntos. Antes me consideraba una persona creativa, pero ahora me doy cuenta, de que no lo era ni la mitad de lo que lo soy ahora mismo.

    Un saludo.
    Sandra Vicente Castaño
    2º Infantil C; Turno mañana.

    ResponderEliminar
  51. Buenas tardes!!!
    Me he enterado que el blog continuaba disponible para ser comentado y no quería desaprovechar la oportunidad, ya que me parecía una entrada muy curiosa. Una vez dicho todo esto voy a ello:
    Con respecto a la primera pregunta, me siento una persona afortunada en el sentido de poder haber apreciado una gama muy variada de colores en diferentes atardeceres y amaneceres. Pero centrándonos en los atardeceres, los he visto desde las tonalidades más simples como son los tonos amarronados, rojizos, naranjas, amarillentos... hasta una simple puesta de sol en el campo con tonalidades azules, malvas, fucias e incluso el verde.
    Creo que es un privilegio el poder apreciar un amanecer o atardecer; son momentos de tranquilidad, paz, armonía... que te dan fuerzas para empezar o continuar el día.
    En cuanto a la segunda pregunta, creo que mi parte del cerebro derecho no se encuentra muy atrofiado; incluso, me atrevería a decir que la tengo un poco explotada. Desde pequeña, me ha llamado la atención todo lo relacionado con innovar, crear, fusionar... elementos. Incluso a la hora de pintar, me gusta explorar. Y me ha parecido curioso porque fijándome en cuadros que tengo pintados, he percibido esa tonalidad verde de la cual mencionábamos antes.

    ResponderEliminar
  52. Vaya…,no deja de ser como mínimo paradójico que en una asignatura llamada creatividad sea medible por un profesor, ¿ es qué el arte tiene medida? ¿ No es acaso un tema demasiado subjetivo…?Lo cierto es que tristemente nuestra forma de pensar y sentir de los alumnos tiene que ser evaluada por mi profesor para poder aprobar, por lo que tendré que expresar mis palabras de tal manera que él me entienda y sienta que tengo interés. Pero…mi interés vive dentro de mi y no es cuestión de mostrarlo a los demás, la cuestión es sentirlo en tu interior ,sólo así podrás ser un buen maestro el día de mañana y no sólo eso , podrás disfrutar de lo que haces y ser feliz día a día con ello.
    Respecto a los verdes atardeceres tengo que decir que es un nombre cuanto menos…,emotivo .Si, he visto tardes verdes y de cientos de colores, si tu no los vistes sólo debes abrir bien tus ojos…los colores están ahí sólo es cuestión de saber verlos .En alguna ocasión también he visto tardes grises y sin duda son bastante tristes, en esas ocasiones sólo es cuestión de restregarse los ojos ya que cientos de colores…¿cientos?,¡ qué digo cientos! ,miles de colores esperan a que los veas , que disfrutes de ellos, que sientas su energía…
    Cambiando de tema me gustaría añadir que los futuros maestros de infantil abandonemos la fama de encasillar a los alumnos en temas en los que no dejamos desarrollar su ingenio , recordemos que debemos instruir , educar , ilustrar , preparar e iniciar a nuestros pequeños alumnos pero en ningún caso adoctrinar o amaestrar a nuestra imagen y semejanza ,dejemos que su imaginación vuele que sueñen y aprendan a su forma y estilo.
    Para finalizar diré que mi lado derecho del cerebro, al igual que el de la mayoría de mis compañeros, no está desarrollado como nos gustaría…de eso se ha encargado la educación durante muchos años…,se han esforzado en convertirnos en “maquinitas” que estudian al dedillo, no importa tu imaginación, no importaban tus aportaciones…,tu sólo estudia contenido y centra tu mirada en el libro y no separes tus ojos de la página…,en fin…
    Patricia lozano Rodríguez
    2ºc infantil

    ResponderEliminar
  53. ¡Buenas tardes!

    En primer lugar, quiero decir que, este tema elegido: "los atardeceres", en mi opinión, es un tema muy curioso, ya que, muchas veces, me da la sensación de que pasamos por el mundo con los ojos tapados; con esto quiero decir que, la mayoría de las veces no somos conscientes de que en realidad contamos en nuestro alrededor con muchos pequeños detalles a los que verdaderamente merece la pena prestarle atención. Y esto es cierto, muchos más de los que nos podríamos llegar a imaginar. Muchas veces, lo más bello está en los pequeños detalles.

    Una vez comentado esto, responderé a mi primera pregunta, que en realidad, está muy relacionada con lo que acabo de decir. Yo, personalmente pienso esto porque, en ocasiones, he visto atardeceres que me han parecido realmente preciosos, hasta el punto de que he llegado a pensar que estaba prestando una total atención a ellos, pero en realidad, esto no era del todo cierto, ya que no me paré a fijarme en esos pequeños detalles que he comentado anteriormente.
    Por tanto, lamentablemente, no podría decir si he visto ese color verde en los atardeceres. Y dicho esto, solo me queda decir, que no es tarde. Esta entrada me ha ayudado a que me despierte la curiosidad y que la próxima vez que me pare a ver un atardecer, pueda fijarme con más detenimiento en estas cosas, y así, ir despertando mi interés por observar,explorar la naturaleza y de esta manera, poder apreciarla como se merece.

    Y para terminar, en cuanto a la segunda pregunta, pienso que mi lado derecho del cerebro no se encuentra tan desarrollado como me gustaría. Esta asignatura:"Creatividad y educación" me está ayudando mucho en este aspecto, ya que en varias ocasiones, me he llegado a dar cuenta de que soy capaz de realizar más cosas creativas de las que pienso. Por ello, tengo la esperanza de que ésta pueda ayudarme poco a pocoa a ir desarrollando esta creatividad, y sé que lo conseguiré.

    Un saludo.

    Laura Mate Escribano.
    2º Infantil B. Turno mañana.

    ResponderEliminar
  54. Nunca he tenido la suerte de poder observar el verde en los atardeceres pero me encantaría poder descubrir este color en un atardecer. Pienso que todos deberíamos intentar descubrir los colores de un atardecer. Pero es triste como hoy día las personas no tienen tiempo para observar a su alrededor y ver más allá y observar toda la belleza que nos rodea. Creo que deberíamos escapar de la gran ciudad y disfrutar de todo aquello que la naturaleza nos ofrece sin prisas sin miedos y mirando, como he dicho más allá. En mi opinión muchos solo piensan en el factor tiempo, pero todos deberíamos comportarnos un día como un niño de 3 años disfrutando de cada cosa y los pequeños detalles.

    En cuanto a la cuestión dos, me encantará desarrollar al máximo mi lado derecho del cerebro, me encanta innovar, crear... y yo pienso que todos de vez en cuando deberíamos hacer más caso a nuestro lado derecho del cerebro y no tanto al izquierdo. No tendríamos que ser tan racionales y dejarnos llevar un poquito por nuestra imaginación.

    Raquel de la Iglesia del Vado

    2ºgrado infantil B

    ResponderEliminar
  55. A la primera pregunta, la verdad que nunca me había parado a ver el verde en el atardecer simplemente porque los atardeceres que suelo observar es cuando me encuentro en la playa tirando a orillas del mar y los colores que suelo frecuentar en esos momentos suelen ser rosados o anaranjados que hacen de un atardecer precioso. Pero vamos con lo leído hasta ahora me pondré a visualizar los atardeceres madrileños e intentaré sacar el verde.
    Con respecto a la segunda pregunta creo que cuelo utilizar normalmente el lado derecho pero espero que a través de creatividad pueda ser algo más frecuente y sin necesidad de verme obligado a ser diferente si no que salga espontáneo.

    ResponderEliminar
  56. Bueno, llego un poco atrasadilla, pero ¿participar es lo que cuenta no? Pues ¡allá voy!
    Con respecto a la primera pregunta, he tenido la gran oportunidad de observar detenidamente en lugares escondidos de Madrid, atardeceres tan bonitos que de manera inconsciente despiertan cada uno de nuestro sentimientos más interiores. Es una sensación increíble, por eso intento sacar algo de tiempo dentro de esta rutina tan ajetreada para poder disfrutarlo intensamente. Por desgracia no he tenido esa suerte que has tenido tú, no he sido capaz de contemplar entre esos colores tan deslumbrantes la tonalidad verde, a lo mejor porque no soy capaz de hacer del todo desaparecer por un momento el lado izquierdo del cerebro, pero la próxima vez que tenga la oportunidad de ver un atardecer, intentaré despejar la mente al completo y poder contemplar ese verde en un atardecer.
    En relación a la segunda pregunta, con las actividades que hemos estado realizando en clase de creatividad(aunque al principio estaba muy negada porque pensaba que era imposible y no sería capaz de hacerlo nunca) me he dado cuenta de que tengo más imaginación de lo que creía, aunque sí que es cierto que el uso tan excesivo del hemisferio izquierdo de alguna forma bloquea al derecho. Pero de alguna forma, yo pienso que esta asignatura nos va a sacar a relucir dotes creativas que jamás hubiéramos pensado tener.

    Yolanda Moya Garrido 2º Infantil C

    ResponderEliminar
  57. La verdad que nunca me había imaginado que en un atardecer se pudiese ver el color verde. Normalmente cuando estoy en un parque sentada en la hierba miro a mis alrededores y lo único que encuentro son colores como anaranjados, no hay más que mirar al cielo. Sin embargo, me gustaría ver ese color por lo que me fijaré si estas nubes de otoño me lo permiten.

    Lo de usar el lado derecho de mi cerebro...sí! para que te voy a engañar, lo uso siempre, me encanta pensar en cosas nuevas, en ir más allá de mi imaginación, aunque intentaré explotarlo al máximo.

    Mónica Mora Escribano 2º Infantil C

    ResponderEliminar
  58. Buenas tardes,
    Siempre me ha gustado cualquier situación en la que el sol estuviera presente como protoganista. Creo que todos los atardeceres son totalmentes distintos porque creo que aunque la sensación visual pueda ser parecida, el momento en el que sucede es único e irrepetible (ya sea por compañia, estado de ánimo, entorno...).
    Si es cierto que cuestionamos muchas veces la belleza del atardecer en la ciudad, muchas veces no somos capaces de ver su belleza y lo comparamos con otros entornos donde parece que es mas vistoso como en paisajes marítimos o paisajes de montaña...
    La belleza en estos casos creo que es subjetiva, para gustos los colores....
    A mi me gusta mucho veranear en el mediterraneo donde todas las mañananas veo como sale el sol desde el fondo del mar y se esconde por el oeste... Pero realmente en Madrid los atardeceres son preciosos. Con el estrés diario y las obligaciones rutinarias hacen que el atardecer se presente en cualquier lugar. En Madrid, cualquier edificio alto nos puede servir de lanzadero para ver un bonito atardecer. Por mencionar alguno, yo suelo acercarme a la cafetería del Corte Ingles de Sanchinarro, en días poco nublados y con una buena compañia (si puede ser femenina mejor!), se puede disfrutar de un precioso y romantico amanecer mientres compartes un café...

    Mi lado creativo trato de potenciarlo al máximo porque creo que marca la diferencia entre las personas en un mundo tan monótono y tan igual. Para mi la cratividad es consecuencia de ser original, alegre... y creo que todo esto repercute en el bien estar de las personas y en algún caso te ayuda a ser mas feliz.

    Manuel J. Alcázar Hdez
    2°B Educación Infantil

    ResponderEliminar
  59. En cuanto a la primera pregunta he de responder con sinceridad que no he visto ningún atardecer verde...pero he visto atardeceres muy bonitos, y llenos de luz, que he querido guardar dentro de mí como un regalo maravilloso del mundo para nuestros ojos.
    !Para mí los mejores atardeceres son los del verano! con sus tonos rosas y naranjas que me llenan de optmismo.
    Me encantan los últimos días de junio cuando los días se alargan al máximo y se llena el cielo de tonos azules, malvas, rosas,rojos...y pienso en todas las cosas que me esperan ese verano. Me encanta mirarlos, me llena de alegría.

    En cuanto a la segunda pregunta no utilizo el lado derecho cuánto me gustaría porque mis quehaceres diarios los tengo automatizados y necesito la lógica y el razocinio en mi rutina...pero cuando se presenta la oportunidad intento explotarla al máximo.
    En clases como esta que puedo crear, hacer y deshacer con mis ideas..y en mi trabajo con niños con los que puedo explayarme porque con ellos es más divertido explotar mi lado derecho.

    Aún me queda mucho por exprimir mi lado derecho y espero que esta asignatura me ayude cuánto sea posible en mejorar al máximo.

    Alexandra Menés Moreno
    2º Infantil:C Turno:mañana

    ResponderEliminar
  60. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  61. Buenas noches,
    Los colores del atardecer me parecen espectaculares, me encanta poder contemplar este momento del día y ver como los diferentes rosas, amarillos y naranjas se fusionan, el verde en el atardecer la verdad es que nunca le he visto, tendré que prestar más atención.
    Vivo en un pueblecito del sur de Madrid, salir por las tardes con Lebron (mi perro) y disfrutar del aire limpio, la calma, la naturaleza y sus sonidos, los colores del atardecer se agradece después de un día sofocante en la ciudad. Supongo que, pese a la contaminación, en ella también se podrá contemplar este bonito instante, pero aunque haya frecuentado mucho Madrid, a lo largo de mi vida, por las tardes, creo recordar que no he visto ninguno.
    En cuanto a mi lado derecho del cerebro, pienso que le uso con mucha frecuencia me encanta innovar, dejarme llevar, ¡soy de letras y no me gusta analizar todo! de todas maneras no voy a despreciar a mi lado izquierdo que es bastante importante, sería una locura.
    Aun así tengo que decir que ya no funciono como antes, me explico, siempre me han dicho que tengo mucha imaginación, pues muchas veces veía cosas donde los demás no, siempre estaba inventando algo, también es verdad que mi madre siempre estaba inventando conmigo, ¡éramos unas manitas! ahora ya no se me ocurren tantísimas cosas como antes y la verdad es que los impulsos de mi lado derecho los he dejado en muchas ocasiones para decir lo que pienso según se me ocurre.
    Con esta asignatura estoy volviendo a darle más uso a mi lado derecho del cerebro en el plano artístico.
    Lucía Calleja Sánchez
    2ºB E. Infantil (turno de mañana)

    ResponderEliminar
  62. “¿Ha presenciado usted alguna vez la puesta del Sol en el mar?
    -Sí, indudablemente.
    -¿Y siguió al Sol hasta ese momento en que la parte superior de su disco toca la línea del horizonte y luego desaparece?
    - Probablemente, también.
    -Pero, ¿se dio cuenta de un fenómeno que suele ocurrir en el momento en que el astro radiante lanza su último rayo, cuando el cielo está completamente despejado y transparente? --Puede que no.
    -Pues, no pierda la ocasión de presenciar este fenómeno. Sus ojos percibirán, no un rayo rojo, sino un rayo de maravilloso color verde, de un color, que no hay pintor que pueda reproducirlo en su paleta y que la propia naturaleza no ha repetido ni en los diversos tonos de las plantas, ni en el color más transparente de los mares.”
    Así relata Julio Verne en su obra «El Rayo Verde» cómo un periódico, en el que se relata este artículo, entusiasma a la joven protagonista de la novela quien, fascinada por este hecho, va en busca de dicho rayo con la ilusión de poder verlo con sus propios ojos.
    Cuando leí que la primera parte de esta entrada trataba sobre el atardecer y, en particular, del “famoso” rayo verde, lo primero que se me vino a la cabeza fueron las historias que se cuentan o que giran en torno a él, ¡incluso un libro! y que, a pesar de haberlas oído y escuchado, nunca tomé enserio, o pasé por delante de ellas sin verlas, algo muy común por otra parte en el tiempo que nos toca, donde todo es correr, todo es ir deprisa, sin detenerte un segundo en los miles de detalles que nos rodean, que tienes delante, hasta que alguien, con calma y detalle, te los muestra, te los enseña, como si supiéramos las cosas pero fuéramos incapaces de verlas hasta que alguien nos “saca” la idea, nos la muestra.
    Muchas veces me había preguntado por qué el cielo es azul, por qué al atardecer toma tonos rojizos, por qué un color tan distinto a ellos como el verde aparece. Hace poco, viendo una película, recuerdo que hablaban sobre un rayo verde que aparecía al ponerse el sol, y significaba que alguien regresaba del mundo de los muertos. No le di mayor importancia en la película hasta ahora, ni realmente pensé que existiera tal veta o rayo, pensando que era una figura simbólica y que lo usaban para maquillar de alguna forma la escena. Sin embargo buscando, veo que, como casi todo, tiene una parte de realidad (el rayo verde) y una de magia, de fantasía y creatividad (asimilarlo a la idea de que alguien regresa) que se juntan para mostrar una historia que contar.
    La verdad, no he llegado a entender la explicación de los colores del cielo, ni de la longitud de onda de un color o que los fotones se dispersan por el llamado efecto de Dispersión de Rayleigh, pero me quedo con la idea y la satisfacción de entender un poco más su belleza, aunque no logre comprender su “funcionamiento”.
    Y respondiendo a la pregunta, me temo que, a pesar de haberme vuelto muchas tarde en Renfe, cuando ya acaba el día, mirando por la ventana, nunca conseguí ver el rayo verde…o mejor dicho, miré, pero no vi.
    En cuanto a la siguiente pregunta, creo que es importante reflexionar ya que es cierto que, lamentablemente, hemos dejado la creatividad un lado, por como te intentan hacer aprender, y no nos hemos preocupado por desarrollar nuestro lado derecho del cerebro. Cuando en este año me encontré con esta asignatura, me pareció interesante pero al mismo tiempo tuve miedo o temor a no saber que hacer, pues hacía mucho que no desarrollaba mi creatividad, y ahora que ya han pasado algunos meses me siento mejor, y con más facilidad para desarrollar mi lado derecho del cerebro.

    Ana Castillo Romero
    2º"B" de Ed. Infantil (Mañana)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No recordaba lo del "rayo verde" de Verne...Lo otro a lo que haces referencia, me suena un poco a "Piratas del caribe"...
      Es una pena que esta entrada al blog lleve tanto retraso...¡Es tan interesante!

      Eliminar
  63. en los atardeceres no solo podemos ver el color verde, si no infinidad de ellos; si miramos al cielo podemos ver colores anaranjados, rositas, e incluso alguna vez morados claritos; si miramos a través de los árboles, es impresionante todos los colores que se pueden generar con que sólo un rayo de sol muy débil toque las hojas de uno de ellos.
    me encanta estar con mi novio en el parque las tardes de verano y ver como poco a poco el sol va desapareciendo y dejando tras de si unos colores impresionantes dependiendo de el objeto que toque con su rayo de luz; es igual tanto en otoño como algunas tardes de invierno en la que el sol, tímito, se asoma por el horizonte sin casi darnos cuenta de su presencia.

    respecto a la segunda cuestión,pienso (y sigo en la linea de lo que comenté en el blog de la creatividad), que es imprescindible el lado derecho del cerebro no solo para crear, si no para evadirse un poco de la realidad en la que vivimos y a la que estamos sometidos. nuestro lado izquierdo hace todo automaticamente, la vida, por desgracia y actualmente, se basa en el trabajo y más trabajo. la crisis (no solo la actual) hace que las personas no puedan sacar su lado divertido, creativo, alegre; nos centramos tanto en sacar a delante nuestro futuro que no dejamos casi tiempo para que el lado derecho de nuestro cerebro se desarrolle. por el contrario, en algunas de las carreras que elegimos, la creatividad (el lado derecho del cerebro) es imprescindible para desarrollarla.
    creo que debemos dejarnos llevar un poco más por la vida y por supuesto por nuestro lado derecho del cerebro, par no ser exclavos de nuyestro trabajo, de nuestros estudios, de nuestros problemas....es decir como he dicho al principio del comentario: PODER EVADIRNOS DE LA REALIDAD EN LA QUE NOS ENCONTRAMOS.

    MARTA CELA HEDO 2B INFANTIL

    ResponderEliminar
  64. Hola! Respecto a la primera pregunta, el atardecer en Madrid es precioso, y tiene varios colores distintos, no solo el verde; yo, que vivo en un pueblo del norte de Madrid, y además al lado de mi casa hay un prado bastante grande, si que he podido observar atardeceres interesantes por allí. Verde he visto menos, pero el color amarillo si que se ha apreciado más, con rojo y rosa también. Es lo bueno de vivir en un pueblo, que hay más aire puro y más espacio para observar con tranquilidad estas cosas.
    Con la segunda pregunta, a estas alturas del curso (aunque comento algo tarde), podría decir que mi lado derecho ha empezado a funcionar con mas regularidad debido a las distintas actividades que hemos ido realizando en clase, y la verdad es que me han gustado bastante y son más divertidas y relajantes, ya que la creatividad es fundamental sobre todo para nuestra carrera. En mi opinión, sirve incluso para tener un momento de paz cuando estás pensando qué hacer.

    Berta Alonso Nino, 2B Infantil(mañana)

    ResponderEliminar
  65. Un poco tarde, pero me dispongo a contestar a esas dos preguntas.

    Respecto a la primera, he de decir que creo que no. Creo que nunca he visto el color verde en ningún atardecer. En Madrid se ven pocos atardeceres, o por lo menos yo, que si miro por la ventana, sólo veo el edificio de enfrente, pero cuando se ven, siempre los he visto con tonos rosados, rojizos, anaranjados o incluso azulados, pero verdes no. O al menos no me he fijado lo suficiente como para verlo, así que tampoco puedo negar que existan.

    Con respecto a la segunda pregunta, creo que la creatividad nunca ha sido uno de mis fuertes, cuando se me tienen que ocurrir cosas, no hay manera de que me salga la vena creativa. Pero precisamente porque lo sé, es algo que intento potenciar de alguna manera, y tengo que decir que ésta asignatura ayuda bastante.

    Arancha García Beamonte
    2º B Educación infantil.

    ResponderEliminar
  66. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  67. Buenos dias.
    Yo personalmente no he visto el verde en ningún atardecer, aunque también tengo que admitir que no me he fijado mucho en los atardeceres, como hemos podido comprobar los que vivimos en Madrid pocas veces disfrutamos de los colores puros del atardecer debido a tanta contaminación, por lo que no he visto muchos atardeceres con sus colores puros pero los que he visto no he visto ningún color verde. Me pregunto cómo yo una persona que no consigue ver el verde en los atardeceres ni tampoco ha disfrutado de tantos atardeceres con sus colores vivos, por lo que no lo ha podido analizar detenidamente, va a hablarle a niños pequeños de los colores del atardecer, pero bueno esto no es un tema en el que me quiera centrar mucho sobre todo quería hablar del momento en el que se menciona que los niños pintan los dibujos con colores que no son los que realmente se tienen que aplicar a ciertos dibujos como por ejemplo un cielo rojo, un sol naranja… pero… en mi opinión esto es una de las mejores cosas de ser niño haces las cosas de tal manera que no te importa si al resto le gusta o no solo te importa que tu dibujo sea el más bonito para ti mismo, además creo que es una forma de salir de toda esa realidad en la que viven los adultos, ese mundo cuadrículado, ese mundo correcto… yo creo que los adultos de vez en cuando deberían salir de esa realidad, de ese mundo cuadrículado y hacer lo que les apetezca, dibujar el mundo del color que quieran siempre desde el respeto claro. Yo en esta asignatura me siento a gusto porque en cierto modo vuelvo a ese mundo en el que da igual que color usar sino que lo importante es usar algún color y esto lo he notado en trabajos como la tinta china o el que estamos realizando actualmente el vestido para nuestra barbie esa barbie que algún día quedó olvidada en mi armario, quieta sin moverse y pensando que nunca más sería utilizada, y a la cual miraba y me traía tantos recuerdos que simplemente revivía en mi memoria pero como ya era mayor no hacía realidad, con este trabajo he cogido esa muñeca y he vuelto a vivir esos momentos que tanto añoraba, he pintado el mundo del color que yo quería como cuando mi madre me daba un folio y pintaba el cielo de color amarillo.
    Para concluir quiero decir que yo a pesar de que esta asignatura me guste el lado del cerebro que más desarrollo es el izquierdo, por lo que desgraciadamente tengo al derecho un poco olvidado…
    Isabel Fernández Marín 2º infantil B

    ResponderEliminar
  68. ¡Buenos días!
    Respecto a las preguntas que me plantea en su escrito, normalmente no suelo ver “El verde en los atardeceres”, sin embargo en alguna ocasión en Extremadura, cuando he pasado el día en el campo y el sol se empieza a esconder, he podido observar como en el horizonte se junta el verde del trigo, del maíz…con el naranja del atardecer y la puesta de sol es una combinación de colores lo más impresionante.

    Por otro lado, mi lado derecho del cerebro poco a poco va despertando, gracias a esta asignatura que nos ayuda a ver las cosas de otra forma, a imaginar, a pensar, etc. Al acabar el trimestre pienso que mi imaginación estará en pleno rendimiento.

    Carmen Martín-Romo Hidalgo-Barquero 2º Infantil C

    ResponderEliminar
  69. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  70. ¡Buenas tardes (y tan tardes) a todos!

    Quería empezar comentando el tema propuesto , y tengo que decir que los atardeceres me encantan , para mí son como un remanso de calma y paz , y que a pesar de haber contemplado bastantes nunca he visto el verde de los atardeceres , o por lo menos no me he percatado de tal fenómeno , la verdad es que en mis atardeceres he captado muchos colores diferentes, entre ellos mi preferido “el atardecer azul y rosa” que por cierto nunca son iguales entre ellos , siempre existe alguna peculiaridad que hace a cada uno de ellos tan especial. Si realmente existe el verde de los atardeceres espero no marcharme de este mundo sin contemplar uno, totalmente en silencio y acompañada de la persona más especial.

    En lo que se refiere a la segunda cuestión, mi lado derecho del cerebro la verdad es que va muy bien, pues en el hemisferio derecho del cerebro se encuentra la creatividad, y yo la verdad es que no ando corta, más bien todo lo contrario. Para mí la creatividad en mi vida tiene u n papel tan importante que ni si quiera me doy cuenta de que soy creativa porque vivo con ello , por eso se que me encantara esta asignatura , porque para mí ni siquiera es una asignatura ,para mí es como un espacio de libertad en el que dentro de unas pautas puedo expresarme , lógicamente las pautas tienen que existir porque de lo contrario no podría ser evaluable, en definitiva , este espacio de libertad creativa que nos ofrece la educación infantil , me vuelve loca , me encanta y me trasmite paz y hace que mi realidad cotidiana sea cada día mas diversa , única , hermosa y divertida.

    Débora Calderón Martín 2º b Ed Infantil

    ResponderEliminar
  71. ¡Buenos días!¿Los atardeceres? Son de esas cosa en las que no te sueles fijar y cuando te fijas te das cuenta de lo bonito que puede llegar a ser, y que muchas veces pasan desapercibidos por falta de tiempo.

    Uno de los mejores momentos que he pasado con mis amigas, es haciendo eso, ver el atardecer y el amanecer tiradas en una playa de Almuñécar, y parece una tontería si lo leéis así, pero es de las cosas más tontas que he hecho con ellas y que nos encanta recordar en cualquier sitio. Eso sí, a partir de ahora, me fijaré más en esos verdes atardeceres de nuestra ciudad y a los cuales reconozco, que tengo muy olvidados y ya es hora de que ahora en vacaciones me fije más y así disfrutar de ellos.

    En cuanto a la segunda pregunta, la verdad, es que esa parte del cerebro hace mucho tiempo que no la tocaba, y con esta asignatura lo estoy desarrollando más que nunca y he de reconocer que me divierto mucho descubriendo esta parte que hace años que tenía olvidada.

    Clara Gómez Puertas 2ºB Infantil.

    ResponderEliminar
  72. Hola a tod@s:

    Con respecto a si alguna vez he visto el verde de los atardeceres puedo responder que la única vez que observe algún atardecer con tonos verdes fue una vez en la que me encontraba en mi pueblo con mis primos y cerca de mi pueblo hay un pinar y nos gusta ir a pasear por allí pero ese día el pinar que estaba en ese momento completamente verde, y se nos hizo tarde y el solo comenzó a bajar la luz que había dentro del pinar era impresionante y cuando miramos hacia el horizonte vimos ese precioso atardecer con los tonos verdes que en ese momento tenia el pinar fue precioso y es la única vez que he podido ver verde en los atardeceres.

    En cuanto a la segunda pregunta, la verdad es que normalmente utilizo poco mi parte derecha para mi vida diaria ya que hago las cosas a veces de manera muy automática y racional y de eso se encarga la parte izquierda, pero conforme he ido trabajando esta asignatura he dejado alguna vez que mi parte derecha tome el control, aunque necesito explotarla mas y espero que esta asignatura me ayude a eso, ya que a la hora de trabajar con los niños la creatividad no puede faltar.

    IRENE RUDILLA PRADO
    2º INFANTIL C (MAÑANA)

    ResponderEliminar
  73. ¡Buenos días!

    En cuanto a la primera pregunta, tengo la suerte de vivir en Boadilla del Monte, por lo que, como su propio nombre indica, estoy rodeada de naturaleza, monte, y demás. Desde mi terraza, puede ver perfectamente el horizonte, y con ello los atardeceres. Verdes, nunca los he visto, pero si es verdad, que he llegado a ver atardeceres muy bonitos, de muchos colores, mezclados con las montañas y con las nubes bajas. Es algo muy bonito, que casi no le damos importancia,y está ahí dia a dia, pero que transmite mucha paz. También, uno de los atardeceres mas bonitos que he visto, ha sido esquíando, en lo alto de la montaña, con la nieve, el hielo, las montañas, se crea un paisaje increible y sorprendente.

    En cuanto a la segunda pregunta, pienso que mi lado derecho siempre ha estado muy activo, ya que me encanta todo el mundo de la creatividad y siempre me ha encantado el arte, ir a museos, pintar, colorear, escribir, imaginar, todo lo que está relacionado con esto. Ultimamente si que es cierto, que esas cosas se echan a un lado, pero poco a poco, gracias a su asignatura, voy recuperándolo, y recordando porque era tan divertido y esencial ser creativo sobre todo si se quiere ser maestro.

    Marta Bartrina Rodriguez
    2ºB INFANTIL B (mañana)

    ResponderEliminar
  74. Buenas tardes desde tierras talaveranas!
    bueno la verdad que nunca he llegado a sentarme a ver el atardecer en Madrid por diversos motivos que me han podido llevar a no hacerlo,como no tener tiempo o simplemente que no se me ha pasado ese hecho por la cabeza...también está el problema de la contaminación en dicha ciudad...pero tengo que decir que si que me he sentado a ver el atardecer en Valencia unas de las veces que he ido y tengo que decir que no he visto nunca el color verde en el atardecer. Puede ser que haya estado presente y yo no me haya fijado, pero si recuerdo de haber visto el color azul, es bastante relajante sentarte y contemplarlo y olvidarnos por un momento de todo lo demás.

    Respecto a la segunda pregunta en mi vida diaria no suelo utilizarlo mucho ya muchas cosas suelen ser rutina, pero gracias a esta asignatura intento darle un toque de creatividad a esa rutina de la que hablo haciendo cosas nuevas o perfeccionar otras cosas con un poquito de imaginación.

    Lara Jiménez Porras
    2º "B" INFANTIL B (mañana)

    ResponderEliminar
  75. ¡¡Buenas tardes!!
    Respecto a la primera pregunta sobre si he visto alguna vez ese color verde en los atardeceres he de decir que no, me gustaría mucho ya que debe ser increíble, he visto miles de atardeceres, quizás el que más me gustó fue en Finisterre, hace unos años que hice el camino de Santiago, para mí fue increíble ver el mar con todos los colores de fondo, las nubes… aunque el verde que yo recuerde no le vi… otros buenos atardeceres los he visto en mi pueblo, en la montaña Palentina, verlos es increíble ya que no hay contaminación y hay sitios preciosos para contemplarlos, sin ir más lejos estas navidades me subí a un mirador y mezclado con la nieve las nubes y las montañas me pareció precioso… pero seguí sin ver ese color verde. Para finalizar aquí en Madrid yo vivo por la sierra asique digamos que se pueden apreciar también, porque en Madrid capital creo que nunca me he parado a verlos, pero es algo que debo hacer!!
    Sobre la segunda pregunta, al principio de curso digamos que tenia abandonadisimo ese lado del cerebro, quizás alguna vez se me iluminaba la bombilla pero tristemente eran pocas veces las que pasaba eso! Ahora bien ya estamos en Enero, y después de todos los trabajos que hemos hecho creo que todos hemos mejorado nuestro lado derecho. Por lo menos yo, quizás el trabajo que más me ha ayudado ha sido el de la Barbie, tanto pensar en telas, peinados, fotos… en resumen creo que estamos consiguiendo el objetivo, y creo que también nos ha ayudado para que nuestros días sean más originales.
    y ya que estamos espero que todos hayáis pasado unas felices navidades, y que este año sea mejor que el anterior :)

    SARA DE LA HERA MERINO
    2ºB INFANTIL (mañana)

    ResponderEliminar
  76. ¡Buenas tardes!
    He de reconocer lo extraño que se me hizo el primer día de clase cuando nos dijiste el título de este blog. Imaginé, como creo que el resto de mis compañeros, que no tenía sentido alguno, que era simplemente una manera creativa de llamar a este espacio en el que todos pudiéramos dar nuestra opinión. La verdad, ahora entiendo el porqué del nombre y me parece más original aún que la primera vez que lo leí.
    La verdad…he tenido y tengo la suerte de que mi madre naciera en un pueblo de Toledo (Los Cerralbos) al que desde pequeña voy y al que siempre que acudo sé que me volveré con ganas de quedarme en el. Reconozco que no he estado pendiente siempre de los atardeceres, siempre los dejaba pasar como algo más que pasaba como una ley de la naturaleza, pero si, recuerdo haberme fijado en mas de uno, y no solo eso, sino recuerdo también el haberme quedado impresionada por la cantidad de colores que había en el, unas veces eran azules y morados, otras quizá mas anaranjados y rojizos, y quizá pocas veces verdes, pero alguno sé que si. Recuerdo incluso el hacerle una foto a uno de lo bonito que era.
    En cuanto a mi lado derecho del cerebro, a estas alturas de la asignatura reconozco que lo tengo más desarrollado, incluso me atrevo a decir que en este tiempo he llegado a imaginar y a creas cosas que jamás pensé que haría. Antes de este curso lo tenia abandonado, quizá porque siempre nos han enseñado que la imaginación no es lo primero, que es algo secundario, algo de lo que podemos tirar pero no algo esencial.
    Sinceramente pienso que no hay nada más importante que esto, la creatividad. Es una manera distinta de ver las cosas, de hacerlas, incluso una manera mejor, y más teniendo en cuenta que seremos futuros profesores de Educación Infantil y que la imaginación es un arma del cual todos tendremos que tirar para el mejor aprendizaje de nuestros alumnos,
    Un saludo.
    Sofía Saavedra García de la Torre 2º Infantil C (mañana)

    ResponderEliminar
  77. Lucía Rodríguez Díaz, 2º C Educación Infantil



    He visto atardeceres de muchísimos colores, de infinitos colores, colores vivos y colores apagados depende del día, creo que la clave está en saber interpretarlo y por supuesto, como no, de la capacidad para poder apreciarlo.

    En mi opinión me parece muy subjetivo que una asignatura como es esta, tenga que ser evaluada; ¿Acaso alguien puede decir que lo que tú haces no es arte? Por supuesto que no, creo que en una parte de nosotros todos tenemos guardado ese arte, eso sí, cada uno a su manera, pero eso no significa que no sea arte, que sea especial, simplemente para poder verlo tienes que ver la vida de otro color, aprender a saber interpretarla.
    Desde mi punto de vista si todos tuviésemos esa capacidad y nos alejásemos del miedo para poder mostrarla creo que tendríamos mucho que enseñar al mundo y también mucho que aprender de los demás.
    Centrándome en si esta asignatura debe ser evaluada, no tendrían que acentuarse en la simple evaluación, si no en el aprendizaje conseguido, en el desarrollo del alumno, en el progreso logrado y en todo lo que de si se ha dado. Lo más importante, lo que el alumno ha aprendido a sacar de si mismo que no conocía y tenía miedo o vergüenza a mostrar. A partir de ahí que hagan una evaluación sobre todo esos aspectos a ver si consiguen con una nota numérica dar el valor de lo que eso significa a nivel moral para esa persona. Permítanme que dude, que lo dude hasta tal punto que llegue a pensar que no son capaces de ver los atardeceres de otros colores, los cuales ya pasan desapercibidos delante de ellos, sin apenas darse cuenta, eso les lleva a no poder valorar lo mejor de cada uno.

    ResponderEliminar
  78. Leyre Casado González
    2º infantil B.


    La verdad nunca me he fijado en el verde de los atardeceres, más bien nunca he visto el verde; aunque me gusta mucho ver atardeceres sobre todo en mi zona que lo facilita mucho, desde el mirador de Cerro del Tío Pio, donde esas tardes de invierno en las que nieva y al día siguiente está el cielo despejado, se puede apreciar los atardeceres con el contraste de los tejados blancos... sorprendente.
    A partir de ahora me fijare en mas en esa tonalidad verde de la que habla.

    En cuanto a mi lado derecho del cerebro intento ejercitarlo en los momentos en los que puedo, me gusta mucho añadir algún dibujillo en sitios que no son necesarios, pero quizás se les da un toque mucho más atractivo.
    Un saludo
    Leyre Casado González
    2º infantil B

    ResponderEliminar
  79. *Respondiendo a la primera cuestión diré que he visto muchos atardeceres a lo largo de mi vida,de tonos amarillos, anaranjados, rojizos... pero nunca he podido apreciar un tono verde en ninguno de ellos, de hecho nunca he oido hablar de su existencia.

    *Siendo sincera no hago mucho uso de mi lado derecho del cerebro día a día, aunque considero que en esta carrera es imprescindible su uso.

    Lorena Mata Alcántara
    2ºC Ed. Infantil

    ResponderEliminar
  80. El atardecer puede apreciarse de muchos colores, que nos hacen sentir de distintas maneras y podemos utilizarlo como espacio para relajarnos. Personalmente nunca he apreciado el verde de los atardeceres, pero me parece interesante el pensar que existe y que algún día tendré de la posibilidad de apreciarlo.

    Respecto al lado derecho del cerebro, resulta muy importante irlo desarrollando, no es menos importante que el izquierdo; lo que sucede es que desde siempre nos acostumbramos a ser mucho más razonables, que creativos. Sé que a lo largo de estos años en la carrera conseguiré que ese lado derecho esté mucho más presente en mis acciones.

    Marta López Santos

    2ºC Ed. Infantil

    ResponderEliminar
  81. He mirado muchos atardeceres ya que me parece lo más bonito de la naturaleza que se puede observar en la ciudad, este verano nos íbamos a una casa que tenemos en un pueblo al final de la tarde todos los fines de semana por lo tanto he podido observar los atardeceres de todos los viernes y domingos de este verano desde el medio del campo pero aún así jamás he podido distinguir el verde en los atardeceres, quizás es porque no me fijaba bien o porque mi cerebro veía lo que se supone que tiene que ver, es decir, rosas, naranjas, amarillos, azules y violetas.

    Quizás si que esté un poco menos activo de lo que solía estar cuando era pequeña pero creo que al tener hermanos aún pequeños y cuidar niños por la tarde creo que mi hemisferio derecho del cerebro nunca ha estado inactivo del todo, cuando me aburro se me ocurre mil cosas que hacer, se me ocurren juegos para mantener entretenidos a mis hermanos y que no vuelvan loca al resto de la familia o le hago vestidos a una muñeca de coleccionista que tengo, también en las interminables mañanas de verano cuando tengo que cuidar a un par de niñas me invento con ellas historias, hacemos manualidades o nos inventamos infinidad de juegos para matar tanto tiempo libre.

    Marta Aparicio Majano
    2º de Educación Infantil B

    ResponderEliminar
  82. ¡BUENAS TARDES!

    Contestando a la primera cuestión, creo que la naturaleza nos deja dia trás dia vistas impresionantes, en este caso el atardecer es algo valioso, increible, lleno de color y de expresividad. Por mi suerte vivo en la Sierra de Madrid y puedo observar todos los colores que nos deja la naturaleza al finalizar el dia. Más que verde es una fusión de sensaciones y olores.

    En cuanto a mi lado derecho del cerebro, creo que solemos o por lo menos hablo desde mi experiencia, de no ver más allá de las cosas, de no salirnos de la raya por lo que se pueda decir u opinar. Cuando soy consciente de ello intento despertar ese lado derecho del cerebro. Poco a poco, a lo largo de la carrera iré utilizándolo más hasta el punto de no poder olvidarme de él (o eso espero).

    ¡SALUDOS!

    BEATRIZ FERRER GARCÍA
    2ºB INFANTIL

    ResponderEliminar
  83. 1. Son escasas las veces que he visto el atardecer, pero en esas pocas he podido contemplar todo el despliege de colores que nos muestra, la combinación de todos y cada uno de esos colores transmiten sensaciones diferentes. Aquí en Madrid tenemos la suerte de poder verlo y disfrutar de la imagen que nos deja. Los atardeceres que veo presentan colores de la gama de los rojos, los azules... pero nunca he visto el verde¡ Supongo que es porque no me detuve, no miré más ayá, pero se que a partir de este momento seré capaz de pararme y observar y llegar a ver el verde en los atardeceres.

    2. He de reconocer que mi lado derecho del cerebro estaba en desuso, era nulo. Gracias a esta asignatura intentaré ir despertándolo y ejercitarlo pues es muy necesario, no solo porque en un futuro sea maestra, sino porque en momentos de nuestras vidas siempre se debe tener un punto de creatividad.

    ALEJANDRA ORTIZ TORIJA
    2ºC EDUCACIÓN INFANTIL

    ResponderEliminar
  84. Tengo que decir que es una pregunta que… no me había hecho nunca, la verdad es que no soy mucho de contemplar atardeceres sino los tengo delante, no soy una persona que los busque, pero eso no quiere decir que no me gusten, no los busco pero si puedo recordar donde los suelo ver aun sin buscarlos como desde mi ventana entre dos edificios, si te vas asomando a cada rato puedes ver como la tarde va cambiando de color rojo, amarillo, anaranjado…. También los he observado en la playa, esa bonita puesta de sol… El verde no es un color que se vea claramente pero como dices con respecto a los niños de no poder decirles que el cielo es azul tampoco voy a negar que no haya un atardecer verde.
    Sobre mi lado derecho del cerebro… creo que podría usarlo mucho más pero no pienso que este dormido, olvidado puede ser...


    LAURA VÉLEZ DONOSO
    2ºC INFANTIL

    ResponderEliminar
  85. 1. La verdad es que me encantan los atardereces, he visto muchos a lo largo de mi vida pero nunca he llegado a ver el color verde en uno de ellos, pero creo que eso depende de la imaginación que tenga cada uno, de todas formas me fijaré en los próximos que contemple para ver si puedo ser capaz de llegar a ver el color verde.
    2. En cuanto a mi lado derecho del cerebro, creo qe lo tengo bastante activo y que no lo tengo olvidado en absoluto, tras haber hecho el bachillerato de artes tuve que utilizar mi lado derecho del cerebro en varios trabajos y más después de haber tenido esta asignatura.

    Blanca Rodríguez Pérez
    2º INFANTIL C

    ResponderEliminar
  86. 1. "Descubrir el verde en los atardeceres" fue el nombre del blog que ha principio de curso nos distes. No sabía el porqué de este nombre ya que por diversas causas no había comentado en esta entrada del blog. Me parece realmente curioso, saber que el nombre con el que hemos estado trabajando todo este cuatrimestre tuviese una razón, una razón que desconocía, ya que yo no he visto nunca el verde en un atardecer. Para mi el atardecer es sinónimo de verano en la casa de la sierra, ya que cuando realmente me he parado a observar el atardecer es en San Rafael con mis padres o mis amigos. Para mi los colores que predominan son los más cálidos, aunque si tu vieses que dar algo por curioso es “descubrir el rosa de los atardeceres” ya que desde que era pequeña y el color rosa lo he tenido como favorito y siempre me he estado fijado en todo lo rosa. Sin embargo el color verde será algo que tendré que descubrir y que me fijare en la próxima ocasión.


    2. La parte derecha del cerebro la desarrollo día a día, sin olvidarla. Trabajo en un voluntariado de monitora de tiempo libre y esto hace que me imaginación, vuele e incluso llegue a colorarse a la misma altura que la de los niños con los que estoy, desarrollando juegos, historias, aventuras que no dejan discriminada para nada mi parte derecha del cerebro. Además desde que era pequeña siempre he estado desarrollando historias, manualidades, cuentos que han mantenido viva esta parte tan fundamental para nuestra carrera.

    MIRIAM LOBO PÉREZ
    2ºC INFANTIL

    ResponderEliminar
  87. En cuanto a la primera pregunta. Si he podido observar los bonitos atardeceres de color verde, ya que en la época de otoño voy mucho a la sierra y alli observo los distintos colores de verde, con la combinación de los morados. Siempre me han encantado los atardeceres de la playa y la puesta de sol, ya que encanta observar los dintos colores cálidos que aparecen.

    En cuanto a la segunda pregunta, mi parte derecha del cerebro se encuentra bastante desarrollada, ya que siempre me he interesado por la creatividad y a la vez soy muy creativa, ya que siempre estoy creando cuentos, juegos y diferentes manualidades.

    ResponderEliminar
  88. Respecto a la primera pregunta, la verdad que nunca me he fijado en los colores del atardecer, alomejor porque nunca me lo he parado a pensar, pero siempre que me dicen atardecer, pienso en los colores rojidos de una puesta de sol.

    en cuanto a la segunda pregunta, me considero una persona, la verdad, poco creativa y con poca imaginación para las cosas, creo que eso es algo que la gente lleva dentro, pero espero con esta asignatura haber intentado potenciarlo más.

    Rocio de la Fuente Marcitllach
    2ºCeducación infantil

    ResponderEliminar
  89. Buenas tardes.
    El verde de los atardeceres...es un título curioso e interesant, curioso el que los atardeceres tengan verde por algún lugar, normalmente cuando escucho o leo la palabra atardecer lo primero que se me viene a la mente son montañas,playa, o ciudad con un fondo rosaceo y anaranjado o incluso violeta,sin pararme a pensar en los detalles, como que en los atardeceres hay tonos de verde,pero si, supopngo que los hay, supongo que hay muchas cosas y sobre todo esos pequeños detalles que no todo el mundo percibe, no todos observan y que hacen ver el mundo,las situaciones y los atardeceres diferentes.

    Respecto a la segunda pregunta, mi lado derecho del cerebro creo que lo tengo desarrollado, aunque no completamente desarrollado, ya que a lo mejor no es algo que se trabaje todos los días en todo momento. Algunas veces se requiere despertar esa parte del cerebro, y otras veces ni se despierta debido a la falta de práctica, pero lo que sé seguro es que sobre todo con esta asignatura, mi lado cerebro va a estar alerta y desarrollandose continuamente, con esta asignatura y con la carrera en general, ya que sé que tener desarrollada la parte derecha del cerebro en muuy importante para esta carrera que me encanta y estoy deseando llevar mi creatividad a la práctica.

    ResponderEliminar